El trabajo y el dinero

Las personas que me conocen saben que yo y el trabajo no nos llevamos bien. Muchos pueden decir que es miedo a crecer, que es pereza, o que simplemente me gusta la buena vida/comodidad.

He llegado a la conclusión que simplemente es un inconsciente sentimiento a no querer pertenecer al sistema.  A no querer alimentarlo o ser parte de él.

Todos sabemos que todo es energía. Los pensamientos son energía, tus acciones son energía, las palabras son energía, etc. Este mundo está diseñado para robarte energía, punto. Lo que sucede es que en este lugar todo se resume al consentimiento. Lo que nosotros permitamos. Por ejemplo, los pequeños letreros en los cigarrillos que dicen que fumar mata, que fumar causa X enfermedad, etc. No es una campaña para concientizar. Si logras ver más allá, te darás cuenta que son simplemente letreros los cuales te están diciendo lo nocivo que el cigarrillo es, y que tú, sabiendo el daño que te causa, estas permitiendo que este te haga daño. Es mucho más grave, estamos accediendo de una forma muy subliminal a que este nos haga daño, y que nos mate lentamente.

Volviendo al tema, el trabajo es energía. El sistema te está recompensando tu tiempo/energía invertido en él, con una comodidad/dinero. Tú le estas brindando al sistema tu energía, y él a cambio te está dando dinero para que puedas vivir tu vida un poco más cómoda. Lo que sucede, es que el sistema está tan, pero tan corrupto, que muchos no logran percibir la oscuridad en él. Si pudiera resumir en una palabra el sistema económico, sería sufrimiento. Día a día, las personas brindan su energía y alimentan este sistema sucio a cambio de comodidad. El dinero es oscuridad, el dinero está sucio con el sudor y el sufrimiento de billones de seres. Los cuales luchan día a día tan solo para sobrevivir en este mundo feroz y violento.

Entonces, si todo es energía, nos podemos dar cuenta que el sistema económico es energía, y está compuesto de mucha energía oscura. Porque queramos o no, es la forma más eficaz que el sistema ha encontrado para esclavizarte. Es cierto, somos esclavos. Podemos creer ser libres, pero si no tienes dinero, estás condenado a morir en la calle, como perro callejero.

El nosotros estar alimentando este sistema/pertenecer a él, estamos permitiendo que nos robe nuestra energía y que billones de seres vivan el día a día sufriendo preocupados por pagar deudas, preocupados por que el banco les quite su casa, preocupados por pagar el estudio de sus hijos, preocupados tan solo por tener como alimentar a los suyos. No sé ustedes, pero yo no quiero alimentar esto. No quiero regalar mi energía a este sistema corrupto y oscuro, no quiero ser cómplice de esta masacre lenta y dolorosa. ¿Cuantas personas no han muerto a causa de esto? Muchísimas, solo que estamos tan distraídos y dormidos en nuestras propias trampas que no alcanzamos a percibir la oscuridad en todo esto.

Entonces, inconcientemente siempre supe esto, e inconcientemente nunca quise pertenecer a este sistema, siempre le tuve asco. En el fondo siempre supe toda la energía oscura que se maneja en este intercambio energético.

Yo sé que puedo sonar muy soñador, y que quiera o no, así están establecidas las cosas. Y decida o no, me toca pertenecer al sistema, o moriré de hambre. Sí, soy consciente de ello, y créanme, que quiera o no, deberé trabajar y regalar mi energía a este oscuro sistema. Pero si lo hago, trataré en lo posible de no pertenecer a él. Trabajar simplemente para sobrevivir, ganar lo necesario y no acumular como muchos hacen, trataré de estar lo más alejado posible del sistema. Nunca trabajaría en un banco, nunca trabajaría en una compañía farmacéutica, nunca trabajaría en una empresa de cigarrillos o alcohol. Porque queramos o no, indirectamente estamos haciendo daño a los nuestros, a nuestros seres amados que son todos los humanos. Entonces, ahora sé y soy consciente, porque siempre me costó o me cuesta pertenecer a este sistema financiero, y estoy orgulloso de esto. Estoy orgulloso de que no se me hizo fácil pertenecer a él, estoy orgulloso de no moverme cómodamente en este sistema, y estoy orgulloso de odiar y despreciar el dinero, porque justifíquemelo como lo hagamos, el dinero está sucio, sucio de todo el sufrimiento y dolor que este causa en las personas desde hace muchísimos años atrás.

La pregunta es, ¿Qué tan cómodo te sientes tú perteneciendo a este sistema? ¿De verdad tener mucho dinero es algo de lo cual nos debamos sentir orgullosos? ¿De verdad crees que te mereces toda la comodidad que este te brinda? ¿Por qué crees quCe tú mereces más que la gran inmensa mayoría de las personas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s