Los hijos

Los hijos son otra trampa. Ese supuesto amor incondicional que sentimos al tener uno, es simplemente el amor que deberíamos sentir y tener por cada una de las personas en la tierra. Tu hijo no es tuyo, tu no lo creaste. Fuiste el vehículo para traer una chispa de conciencia a este planeta. Los hijos no nos pertenecen, y en el mundo tal y como esta hoy, son mas un peso innecesario para nuestro despertar espiritual, que un “regalo” o una “bendición”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s