Las 9 Musas (Cuento)

 

¿Te acuerdas de esa antigua historia, que cuenta de cómo somos todos solo una melodía que una vez alguien cantó? ¿Un pensamiento que alguna vez fue? Y que en nuestras vidas, ¿solo estamos en la búsqueda, de aquella hermosa melodía? ¿Esa bella melodía, que es nuestra vida?
Esa melodía, la cual pueda ser una vez más cantada por las 8 Musas, (también conocidas como Primeros Ángeles), y que pueda ser una vez más entonada por estas; y lo hagan mientras estemos experimentando nuestra propia existencia.
Como si alguien nos estuviera recordando quienes somos, mientras estemos escuchando atentos, sonriendo y entendiendo que ya lo sabemos.

Es decir, el comprender que existimos mientras estemos existiendo también en otro nivel de conciencia que no es el nuestro, sin embargo al cual pertenecemos. A través de las sagradas musas cantoras.
Esto sucederá mientras estemos siendo cantados por ellas una vez más. Podríamos entonces manifestar nuestra individualidad y así materializar nuestra conciencia y nacer o manifestarse como alguien quien pueda definir su propia existencia y así experimentar con ella. Volviéndonos creadores de nuestras propias hermosas melodías dentro de los campos lumínicos.

En pocas palabras, queremos ser recordados por el Primer pensamiento, y entonces renacer como conciencia individual, sin dejar de pertenecer al todo. Sin embargo estamos sujetos a esta Musa “perdida” y enferma la cual nos hace daño y no entendemos porque. Primero ella, debe volver en sí, o irse por completo de la melodía, para que nosotros, podamos algún día convertirnos en algo más.

Las 8 Musas por mucho tiempo le hicieron saber al primero que tenía que acabar con esta melodía, pero al sentirse culpable, decidió hacer todo lo posible para salvarla. Y decidió entrar en la melodía y buscarla.
Esta fue la conclusión del Primero, después de mucho tiempo de duda, decidió que esta era la solución para sanar su emoción oscura. Bajar hasta el nivel más bajo de conciencia de esta melodía, experimentar su emoción al más denso nivel posible, encontrar a su alguna vez amada Musa, y recordarte que alguna vez fue la más hermosa de todas, cogerla de la mano, y hacerla experimentar su propia melodía, La melodía en la cual ella esta atrapada. Mientras las 8 Musas la cantan también pero con todo el Amor y Luz que sea posible; para así lograr que deje ir toda esa emoción densa y oscura que una vez cayó sobre ella. La cual no le pertenece. Debe dejar ir toda la culpa y sufrimiento que hay en ella, pues esta no le PERTENECE. Sin embargo ella no lo recuerda, y lo único que hace es esparcir oscuridad por toda esta creación o Universo.

El primero debe entender que esta es la última oportunidad para que ella logre volver a ser ella misma, y que si después de todo esto, ella sigue sin entender, deberá ser reciclada y dejará de existir. Pues otras vidas están en juego y si no se controla, todo, todo puede dejar de existir.

Estos campos, Los campos Lumínicos, encontrados en los borde de la existencia. Un lugar creado para que nadaran ahí los primeros pensamientos. Este lugar sagrado fue creado por el Primero, para que sus emociones pudieran ser moduladas. Convirtiéndolas así en Universos o creaciones y experimentar en cada uno de ellos sus propias emociones en todas las densidades de la conciencia posible. Ganando así experiencia y conocimiento de sí mismo. Llegando a entender su propia existencia y así conocer su propia melodía, y escalar en los campos eternos de la conciencia Universal. En un proceso casi infinito, en donde el verdadero pensamiento inicial se encuentra a él mismo.

Actualmente nos encontramos en el único Universo donde hay Oscuridad. Pues fue alguna vez una emoción, que luego se convirtió en enfermedad. Un descuido del Primero.
El primero les confió a las Musas su emoción “oscura” para que ellas la cantaran y así crear el lugar más oscuro en su existencia. Lo hizo para experimentar al máximo la oscuridad y la maldad, en todos sus niveles. Modulándola para así después saber todo de ella, y poder curar su una vez emoción atrapada. El pensó que lo lograría sin problema, pero no contó que no iba a ser así. Pero el quizo intentarlo, pues nunca se había hecho. Pues las emociones densas, debían pasar por otro lado. Otras entidades debían encargarse de estas.

Lo que no sabía era el poder de esta, y lo que en un principio fue un experimento, se convirtió en un mar de sufrimiento el cual empezó a expandirse. Empezó a enfermar otras melodías. Y pronto fue llegando a las musas, las cuales, no pudieron con todo ese peso, ese denso peso; Y una de ellas, se sacrificó y se entregó a la oscuridad. Dejó que todo el peso de la oscuridad cayera sobre ella, y así, se perdió en ella misma y cayo prisionera de aquella melodía nostálgica que una vez cantaron todas juntas para que el primero pudiera sanarse.
Su nombre era Sadana, y así fue como la Oscuridad surgió. Su una vez favorita Musa, dejó de existir, y el Primero tardó mucho en aceptarlo y en entender que era otra persona, tardó tal vez demasiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s