La competencia

 

No creo en la competencia. Creo que es un invento de nuestra sociedad. Lo creo porque la naturaleza humana no es competitiva, es armoniosa, bondadosa y cooperativa. La competencia nos enseña que debemos ser fuertes y despiadados. Y creo que es un invento cuando nos dicen y nos enseñan que gracias a la competencia, podemos avanzar en nuestra sociedad.

La competencia existe en este mundo, porque el sistema en la cual es regido, es un sistema capital, que funciona con una separación social injusta. No creamos que por medio del capitalismo se puede llegar a un sistema justo. Es una mentira que nos han hecho creer. Pues para que este funcione, necesita la injusticia. Necesita que haya unos pocos con riqueza y muchos sin ella. Es simple.

Nos han inculcado la competencia como algo inherente a nuestra naturaleza, lo cual es falso. Dirán. la competencia, nos hace mejores, pues si, pero ¿mejores en qué?, ¿en jugar y ganar en algún deporte?, ¿en ganar mayores clientes? en hacerle saber al otro, ¿que soy mejor que el?. Cuando hay competencia, hay un ganador o ganadores. Esta bien esto, pero también hay perdedores, y muchos más. Para que alguien sea considerado ganador en algo, deben haber un mayor numero de perdedores. Entonces, si va a a existir un perdedor, de verdad ¿vale la pena siquiera jugar o competir? ¿Porque no podemos ser todos ganadores?

La competencia nos saca a relucir ese instinto animal feroz y egoísta que poseemos y que no hemos podido desprendernos del todo de el. No nos han dejado hacerlo. Ya ese instinto de supervivencia animal, es algo que debimos haber dejado desde hace mucho tiempo atrás. Pero que sigue latente, por culpa del sistema cruel y despiadado en el que vivimos

La competencia te hace entender que eres mejor que el otro, que tu eres el ganador y él, el perdedor. No creo que en esto, pues nadie es mejor que nadie en ningún aspecto, simplemente somos diferentes. Si la gente entendiera esto y viera la competencia, como un juego o diversión, sería diferente. Pero la competencia es aplicada en cada aspecto de nuestra vida, constantemente estamos compitiendo con las personas por diferentes cosas. Un mejor puesto de trabajo, un informe mejor hecho o en un mejor tiempo, mejores precios, el mejor carro, mejor vestimenta, mejor manejo de lenguas extranjeras. Nos han hecho creer que la competencia es parte de nosotros, de nuestra naturaleza, cuando es todo lo contrario. Nos hacen pensar que gracias a la competencia, estamos avanzando y evolucionando, cuando lo que hace, es estancarnos y demorarnos en este proceso.

Al no competir, entenderemos que todos somos hermanos y que vinimos aquí, también para ayudar a los demás. La competencia nos separa y nos hace luchar por el bien nuestro, el individual, y no por el bien de la humanidad. El vivir en completa armonía, el proceso de evolución se agilizará y entenderemos mejor la vida y el universo. Nuestra naturaleza es sutil y bondadosa, no cruel y particular.

No olvidemos que la competencia es solo un síntoma de una sociedad enferma, que debe sanar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s