La importancia de ser Padres o Madres

 

Hoy en día las personas tienen hijos a voluntad. Y la mayoría de ellas, por razones equivocadas. Desean inconscientemente que su hijo cumpla o realice sueños o frustraciones que ellos nunca pudieron lograr. O para encadenar una pareja que quiere irse, entre otras.

Ser padre, es simplemente ser un guía para su hijo o hija. Solo se debe intervenir, si este es buscado. No prohibir, si no hacerles entender que ellos mismos deben tomar la decisión de hacer o no hacer, sintiendo y decidiendo dentro de ellos mismos, que está bien que está mal. Nunca hacerlos sentir culpables de nada que no sea un acto de ellos mismos. Hay que tener cuidado con lo que se decreta o se les dice. Por ejemplo: “Te pareces mucho a tu Tío, ojala no vayas a ser igual de sinvergüenza”, “Tiene el mismo cuerpo de la madre a su edad, no demora en empezar a engordar”, “Debes ser como tu padre”, etc. Pues estos tomaran esas referencias, las guardaran en el oscuro de su inconsciente y más adelante lo realizarán sin saberlo.

Amarlos tanto, para entender que no nos pertenecen, y que somos simplemente un vehículo de la creación. Somos el medio por el cual se crea vida, no la hacemos nosotros.

En un grado más alto de conciencia, entender que ellos solo están de paso para experimentar lo sutil de las emociones en esta densidad.

Antes de ser padres, debemos ser maestros de nosotros mismos, y ser capaces y dignos de medios para hacer vida. Aceptar también, que nuestros hijos llegaron aquí para enseñarnos muchas cosas. Volviéndose así también en nuestros Maestros.

Dejarlos ser ellos mismos, y que encuentren su individualidad lo más pronto en sus vidas, sin tener primero que hacer un proceso de auto-sanación. Al nacer o criarse con emociones densas de la sociedad o su familia.

En civilizaciones antiguas, antes de ser padres, las personas debían tener un alto grado de conciencia. Ambos debían de tomar la decisión de traer vida. Pues era un trabajo sagrado, y no cualquiera podía hacerlo.

Por eso, antes de tomar la decisión. Deben informarse bien, y poseer cierto de grado de conciencia. Ambos padres deben estar  presente en el parto, su padre será el quien primero lo reciba, y su madre cortará el ombligo umbilical, siendo este un acto simbólico que ella, te guardó durante tu gestación y es ella, quien te corta el lazo que te una a ella, y estas listo para el mundo.

Nunca los partos deben ser por cesárea, o la madre estar drogada por fármacos que erróneamente son dados en el hospital.

Y no olvidar lo más importante, amarlos por lo que son, y serán. Respetando sus creencias y decisiones siempre. Apoyarlos y abrazarlos contantemente. Hacerles saber por palabras y actos que siempre quisieron tenerlo, no importa si era niño o niña. Y que lo aman y lo van a amar por siempre. Sin caer en apegos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s